5 secretos que te harán conseguir un aumento de sueldo


miércoles, 25 de febrero de 2015

Se trata de un momento muy difícil y muy delicado que todos alguna vez nos hemos planteado: pedir un aumento de sueldo. Es un paso muy complicado que dar y que a muchos les genera auténtico pánico. Otros sin embargo se mueven como pez en el agua con este tipo de situaciones. Si eres de los primeros y después de valorar una serie de consideraciones previas crees que te mereces ese aumento, deja el miedo a un lado y pídelo. Nosotros te ayudamos con una serie de consejos que seguramente te vendrán bien. Suerte, ¡y al toro!

  • Análisis de nuestro trabajo. Si finalmente te has decidido a entrar a hablar con tu jefe, echa la vista atrás para ver si realmente estás en condiciones de pedirlo. Nos referimos a que valores si el trabajo que has realizado hasta este momento se merece un aumento de sueldo. Mide tu compromiso con la empresa (puntualidad, disposición, actitud, disponibilidad) y si has conseguido superar los objetivos mínimos marcados. También en qué medida ha servido tu trabajo para la buena marcha de tu empresa. Si todo eso está superado, entonces puede pedir el aumento.
  • Buena marcha de la empresa. Tal vez todo lo anterior lo cumples pero, imagina por un momento que tu empresa no pasa por su mejor momento. Es decir, que están despidiendo a compañeros o bajándole el sueldo a otros. Si eso es así, pues realmente no es un buen momento para pedirlo. Echa un vistazo a los resultados anuales de tu empresa, en muchas de ellas son públicos. Eso te dará una pista. Y también elige un buen momento para pedirlo. Entérate cuando se cierran las cuentas en tu empresa y pídelo antes de que eso ocurra.
  • Tu nivel de conocimientos. Además de tu productividad y tu compromiso con la empresa, tus conocimientos son un aval para pedir un aumento de sueldo. Y conocimientos no son experiencia. En muchas ocasiones, los trabajadores entran a las empresas con una formación determinada, pero una vez dentro pueden empezar a estudiar para tener una formación mayor y que así el grado de cualificación del trabajador se incremente. No es lo mismo un trabajador con un ciclo de grado medio que con un ciclo de grado superior. Eso tiene que reflejarse en el contrato y también en tu nómina.
  • Antigüedad. A veces los galones son importantes. Para pedir un aumento de sueldo, sin duda que lo son. Si llevas tiempo en la empresa, cumples todo lo anterior y nunca te han subido el sueldo, ¿a qué esperas? Para ocasiones como estas, llevar mucho tiempo y que tus jefes conozcan tu trabajo es muy importante así que, aprovéchate de ello.
  • El contexto. Prepara la entrevista. Primero tienes que solicitarla. Elige bien el momento, dicen que lo mejor es antes del fin de semana por ejemplo, para darle al jefe tiempo a valorar. Solicítala por escrito. Una vez que ya tengas fecha, lleva bien preparados tus argumentos, exponlos con pausa y tranquilidad, genera confianza y ofrece la posibilidad de entrar en una negociación. No vayas con una cifra cerrada ni te agarres solo al dinero. Tal vez salgas sin el aumento pero con otro tipo de compensaciones como más días de vacaciones, jornadas más flexibles, poder trabajar desde casa o un horario mejor, quién sabe. A veces el dinero no lo es todo. Ni que decir tiene también que no debes ponerte a malas con tu jefe, piensa que vas a tener que seguir trabajando allí porque los expertos aconsejan que no es recomendable usar la amenaza de irte a otra empresa.

Read more...
Recommended Post Slide Out For Blogger

  © Blogger template The Professional Template II by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP